Primera Consulta Gratis

Esas 3 palabras son la forma más rápida de degradar tu tiempo. Y tu clínica. Y tu marca. Y tu reputación.

Que sí. Que si luego el paciente decide contratar el tratamiento, recuperas el dinero.

Pero esto no va de eso.

Esto va de otra cosa:

Va del mensaje que comunicas cuando regalas tu tiempo en una primera consulta gratuita.

Va de la primera impresión que dejas en alguien que acaba de conocerte.

Va del mensaje implícito de “el tiempo de este no vale nada” que penetra en el subconsciente de esa persona sin pasar por su mente consciente.

Va de cómo repeles al paciente que busca una solución seria y profesional…

… y de cómo atraes en su lugar a pacientes más preocupados por el precio que por la calidad.

Si ese es el tipo de paciente que te gusta tener en tu clínica, ya sabes lo que funciona con ellos:

Dar primeras consultas gratis.

Ahora bien, si lo que quieres es llenar tu agenda con pacientes que buscan una solución estética premium y están dispuestos a pagar ese plus de calidad porque identifican lo barato con lo cutre…

… tal vez te interese saber cómo puedo ayudarte a recuperar hasta 20.000 al mes con tu clínica estética.

En ese caso, solo tienes que dejar tu correo en este formulario:

¿Qué harías con tu clínica estética si supieras que no puedes fallar?