Sabes cuáles sonlas únicas dos cosas que le importan de verdad a tus clientes?

No son tus credenciales.

Ni los diplomas que cuelgan en tu pared.

Ni el currículum pormenorizado de tu trayectoria, cursos, formaciones y especializaciones.

Que no digo que eso no ayude, ojo.

Pero el lugar adecuado para eso está en LinkedIn.

Ahí puede encontrarlo quien lo necesite. 

En LinkedIn. En tu web no. 

Tu web es para otra cosa. 

¿Qué cosa?

Responder rápidamente a lo que busca una persona que te visita por vez primera.

Es lo mismo que buscas tú cuando se avería tu ordenador, el coche o la lavadora.

Lo mismo. 

Tú no vas buscando si el mecánico o el técnico tiene 8 cursos de especialización, 4 másters en reparación de electrodomésticos, 15 años de experiencia demostrable o si forma parte de un equipo multidisciplinar.

Todo eso te da igual. 

Porque lo único que te importa es lo mismo que le importa a tu paciente: 

Quieren a alguien que sepa qué pasa y cómo se puede arreglar.

Que no es poco.  

Entonces:

Tú puedes mancillar tu mensaje hablando de cosas que no le importan lo más mínimo a las personas que quieres como clientes…

… o puedes contar las cosas en tu web para que quien te lea diga: 

«Este sabe de lo mío. Y parece que, además, sabe resolverlo».

Esas son las dos únicas cosas que le importan de verdad. 

Da igual si es la primera vez que tienen ese problema…

… O si han pasado por otros profesionales que no han dado con la tecla.

Ellos quieren saber:

Qué tienen. Y cómo se resuelve. 

O, al menos, cómo se mitiga si no tiene solución. 

Solo eso. 

Que igual me equivoco. No soy médico. 

En mi vida solo he sido paciente. Pero eso ha sido, es y será lo único que me importa cuando busco un profesional.

¿Y quién soy yo para decirte esto? Pues te lo pongo en formato titular para posicionar la página: 

Javi Vicente, copywriter para negocios de salud

Javi Vicente Copywriter de negocios de salud

El de la foto soy yo. Lo de copywriter es un oficio.

Consiste en escribir para vender.

Una idea, un tratamiento, un servicio, una clínica, un médico…

Lo que quieras vender. 

En esencia:

Escribo a las personas que quieres de clientes…

… para que esas personas hagan 3 cosas:

1) leerte 

(si dices sandeces, la gente no se parará ni un segundo a leerlas)

2) entenderte

(muy importante; la mayoría no sabemos distinguir las trompas de eustaquio de las de falopio)

3) comprarte

(pedir cita, comenzar un tratamiento, comprar un producto, lo que aplique)

Hay negocios de salud que me contratan para hacer esto.

Clínicas, consultas, gabinetes, empresas, emprendedores, formadores…

También hay dueños de negocios que les gusta aprender con mis formaciones. 

En cualquier caso:

Si buscas hacer crecer su negocio de salud 

… y crees que hablar de lo que de verdad le importa a tus clientes es una forma sencilla, directa y escalable de conseguirlo, tal vez te interese unirte a mi lista. 

Cada día mando un mail con un consejo para que tu negocio crezca sano y fuerte. ​

Apuntarse es gratis. Darse de baja también.