fbpx

¿Sabes cuáles son
las únicas dos cosas
que le importan de verdad
a tus pacientes?

No son tus credenciales.

Ni los diplomas que cuelgan en tu pared.

Ni el currículum pormenorizado de tu trayectoria, cursos, formaciones y especializaciones.


Que no digo que eso no ayude, ojo.

Pero van buscando otras cosas.

¿Qué cosas?

Responder rápidamente a lo que busca una persona que te visita por vez primera.

Es lo mismo que buscas tú cuando se avería tu ordenador, el coche o la lavadora.

Lo mismo. 

Tú no vas buscando si el mecánico o el técnico tiene 8 cursos de especialización, 4 másters en reparación de electrodomésticos, 15 años de experiencia demostrable o si forma parte de un equipo multidisciplinar.

Todo eso te da igual. 

Porque lo único que te importa es lo mismo que le importa a tu paciente: 


Quiere a alguien que sepa
 qué pasa y cómo se puede arreglar.


Que no es poco.  

Entonces:

Tú puedes hablar de cosas que no le importan a nadie...

... o puedes hacer que el que te escuche diga: 

"Este sabe de lo mío. Y parece que, además, sabe resolverlo".



Esas son las dos únicas cosas que le importan de verdad. 

Da igual si es la primera vez que tienen ese problema...

... O si han pasado por otros profesionales que no han dado con la tecla.

El paciente quiere saber:

Qué tengo, doctor. ¿Tiene arreglo? 

Solo eso.


¿Y quién soy yo para decirte esto? 

Javi Vicente, el ladrón de pacientes

Javi Vicente Copywriter de negocios de salud

Lo de ladrón de pacientes me lo dijo un cliente.

Decía que desde que entendió de una vez por todas qué buscan sus pacientes, ya no tiene problemas para quitárselos a los seguros y convertirlos en 100% privados.

Lo que hace en su consulta es lo que revelo a quien entra en mi comunidad privada. 

Se hace dejando el mail abajo:

Entra y accede a mi herramienta con ejemplos de varias especialidades médicas para que veas cómo puedes llegar al millón anual con tu consulta privada